domingo, 21 de octubre de 2007

England expects that every man will do his duty.

Durante la preparatoria desarrolle una admiración (no adoración) por Napoleón Bonaparte. Fascinado por el rápido ascenso al poder de un genio militar que creó la Grandee Armade y planeó la Batalla de Auzterlitz. Me parece que mi admiración pasará al hombre que venció dos veces alemperador francés: el Admiral Horatio Nelson. Con la excepción de una fuente reciente, hoy se marca el aniversario de la segunda batalla entre estos dos hombres: La Batalla de Trafalgar.
La primera vez que Horatio vio un oso polar fue mientras navegaba el océano Ártico. Saltó del barco (no sé si estaba en movimiento o anclado) con su fusil (musket) en la mano. El oso también se movió hacia él. Cuando el animal estaba lo suficientemente cerca el joven marinero tiró del gatillo pero nada paso, la pólvora se había mojado. Le dio vuelta al fusil, con intenciones de pegarle al oso en la cabeza, pero antes de poder hacer algo se disparó uno de los cañones del barco y el animal polar huyó. Se supone que le respondió esto al capitán que ordenó el disparo del cañon 'Sir, I wished to kill a bear so that I might carry the skin to my father.'
Nelson tuvo dos grandes maestros; el Admiral Sir John Jervis y el Admiral Lord Hood. Según entiendo Nelson mezcló las enseñanzas de ambos maestros: como mantener una flota eficiente y la táctica de batalla. Debieron de haber sido muy buenos maestros ya que Nelson logró mantener a la naval inglesa victoriosa contra Francia Revolucionaria y Napoleónica.
El primer enfrentamiento contra las fuerzas de Napoleon fue en el Nilo. Una batalla nocturna. Toda la flota francesa se encontraba en Egipto. El admiral francés, Brueys, no pensaba que los ingleses fueran a atacar ya que apenas habían aparecido en el horizonte y el sol comenzaba a meterse. Pero no sabía que se enfrentaba contra un hombre que, cuanto se mojó la pólvora, le dio la vuelta a su rifle para matar a un oso a golpes. Debió de haber sido algo muy impresionante, las armadas de Inglaterra y Francia iluminando el Nilo con el fuego de los cañones. Nelson ganó.
En la batalla de Trafalgar se jugaba mucho. Napoleon logró combinar la flota española con la suya,convirtiéndose en una verdadera amenaza, ya con la capacidad de invadir Inglaterra. Al destruir la flota combinada Nelson asegura el control marítimo que convertiría a su país en la potencia mundial por más de un siglo.
El título de este post es el mensaje que Nelson mandó a su flota antes de la batalla. El original era: Nelson confides that every man will do his duty. Alguien sugirió England en vez de Nelson y que se necesitan menos banderas para decir expects que confides.
Iba a intentar describirles la batalla, pero mejor vean esto http://www.bbc.co.uk/history/british/empire_seapower/launch_ani_trafalgar.shtml. Explica todo de forma visual y clara.
De las pocas fuentes que tengo unas dicen que la bala que perforó el cuerpo del Admiral Nelson fue una stray bullet mientras que otro libro dice que salió del rifle de un sniper francés. No me parece tan importante como lo que siguió. Al recibir la bala Nelson exclamó They have done me at last. Fué llevado al cuarto médico, donde las paredes están pintadas de rojo para que la sangre no se note tanto, y, entre sus oficiales, espero la muerte. Le dijeron que catorce barcos ya se habían rendido. That is well, repondió, but I had bargained for twenty. En total diecinueve barcos fueron capturados.
Hardy, el capitán del barco de Nelson (Victory), se arrodilló par besarlo en el cachete y en la frente. Antes de morir Horatio murmuró un par de veces Thank God I have done my duty.
Bibliografía-
Lacey, Robert, Great Tales from English History, Vol. 3, Brown and Company, London, 2006.
Adkins, Roy, Nelson's Trafalgar: The Battle That Changed the World, Penguin, New York, 2006.

4 comentarios:

carloszerpa dijo...

hola amigo
veo que te interesa Frank Zappa
pues este es un blog sobre el maestro
www.planetazappa.blogspot.com
keep in touch
carlos ZZ zerpa

Nigel with an awe. dijo...

Sobre el Post de Nelson. No puedo imaginar una enfermeria pintada de rojo. Debio haber sido aterrador, la verdad.

andrés dijo...

mi cuarto es rojo y la verdad psicologicamente no es tanto el pedo del color sino que brilla.

muy bonito tu trabajo me agrado mucho este post, tal vez no te interese tanto pero igual de estrategas enormes que no se le reconoce tanto Anibal, buena onda el muchacho.

vampiro azucarado dijo...

Increible que puedas reflexionar asi de facil sobre lo que sea. Yo soy lentis para eso. Gracias aprendi sobre esos se_ores mas importantes que yo y cuando escribimos poesia colectiva (que viva en cabaret voltaire!) me acuerdo de tus escritos

 
Creative Commons License
No uso acentos por flojo blog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 México License.