sábado, 21 de abril de 2007

Poesía y Nobela


Hoy quiero escribir sobre una de las páginas que más frecuento: http://nobelprize.org/nobel_prizes/literature/ la parte de literatura relacionada con el premio nobel. Comenzando por el primer ganador en 1901, la página tiene una lista de todos los que han recibido este prestigioso premio; obviamente no conozco a todos ni he leido la información de cada uno, así que solo mencionaré los que manejo. El primero sería el ganador de 1907: Rudyard Kipling. Su página contiene el discuro de presentación, biografía, bibliografía y un pequeño clip en el que aparece hablando frente la Canadian Author's Association. Kipling, como muchos otros autores, tiene una voz bastante peculiar. De la vasta cantidad de obra publicada a su nombre solo he leido Just So Stories y Jungle Book; me parece que muchos cometieron (o cometen) en error de juzgarlo por sus opiniones políticas y no por su gran labor literario. ¿Será víctima de un tonto prejuicio por haber escrito para niños?. El siguiente conocido en la lista es el hindú Rabindranath Tagore, ganador del Nobel en 1913. Yo conocí a este autor porque encontré un libro de Obras Selectas bajo su nombre y no pude caer bajo la seducción de su imágen: viejo, con ojos tranquilos y pelo y barba blancas. En la foto que contiene la página Tagore aparece como un filósofo griego. Su literatura es una que podría ser extraida de pasajes religiosos; al no poder asistir a la ceremonia de premiación, Tagore mandó un breve telegrama: I beg to convey to the Swedish Academy my grateful appreciation of the breadth of understanding which has brought the distant near, and has made a stranger a brother. En 1923 William Butler Yeats fue el ganador. Si no mal recuerdo alguna vez leí que T.S. Eliot lo nombró el mejor poeta que conocía o por lo menos el de su país (Irlanda). Yeats creía en las hadas y la mágia y en algún momento tuvo una gran disputa con Aliester Crowley sobre el camino a tomar de cierta secta; supuestamente cuando atendió su primer seánce entró en un trance y comenzó a recitar a Milton mientras golpeaba su cabeza contra la mesa. Hace poco conseguí una complilación de sus obras. Su poesía es simbólica y lírica. Me parece que él va hasta el final de la línea Bília-Swedenborg-Milton (en su discurso del banquete menciona esto). De los autores que conozco Yeats es el primero que tiene la lectura de Nobel en la página. De Yeats nos saltamos hasta 1946 con Hermann Hesse. De Hesse la página sólo contiene una breve autobiografía ya que al ser nombrado ganador Hesse se encontraba batallando no-se-cuál enfermedad en Suiza y no pudo asistir. Me parece que la prosa de Hesse es la más fuerte e impactante de la literatura 'simple' y con uno de los puntos de vista más interesantes (por falta de mejor palabra) de la vida. Momentes felices, Demian y Steppenwolf son las obras que he leído de este alemán. Hesse es uno de los autores que deseo leer sus obras completas. Dos años después T.S. Eliot seria el premiado, autor del famoso poema The Waste Land, Eliot es uno de los poetas más importantes del siglo XX. Ayudante de Yeats y amigo de Ezra Pound, Eliot comenzó a escribir poesía de manera seria durante su primer viaje a París pero regresaría a Estados Unidos bajo presión familiar (Eliot pertenecía a una prestigiosa familia de filosofos) pero un par de años después, no sé (recuerdo) las razones, Eliot regresaría a Europa para continuar su labor poético. Mentiria si dijiera que entiendo de manera completa la poesía de Eliot, pero de manera honesta puedo decir que la disfruto, ya que la poesía de Eliot (como toda la buena poesía) esta hecha para ser leída en voz alta; de vez en cuanto abro mi antología de Eliot, tratando de vislumbrar el monumento completo de los versos. En su discurso de banquete hay una parte muy bella que quiero compartir con ustedes: Poetry is usually considered the most local of all the arts. Painting, sculpture, architecture, music, can be enjoyed by all who see or hear. But language, especially the language of poetry, is a different matter. Poetry, it might seem, separates peoples instead of uniting them. But on the other hand we must remember, that while language constitutes a barrier, poetry itself gives us a reason for trying to overcome the barrier. Al que le interese The Waste Land está esta excelente página que contiene una gran cantidad de información: http://eliotswasteland.tripod.com/. El año siguiente, 1949, el ganador sería otro americano: William Faulkner. La primera vez que escuché este nombre fue cuando mi madre me explicó que García Márquez había tomado la idea de crear un Macondo de la obra de este hombre. De Faulkner tengo tres novelas que me vinieron en una caja de Oprah´s Book Club (¡bueno y barato!) y son Light in August, The Sound and the Fury y As I Lay Dying. Siempre me a parecido que los titulos tienen algo de poético. En la página viene una grabación de Faulkner leyendo su Discurso de Banquete con un clásico acento del sur de Estados Unidos y trabandose bastante, no todos los literatos son buenos oradores. En 1954 el ganador sería otro americano: Ernest Hemigway. La primera obra que leí de él fue For Whom the Bell Tolls. Me pareció que leía una obra perfectamente escrita pero sin ninguna inovación aparente; luego aprendería que en eso se encontraba la ínovación: la técnica del iceberg, que, hasta donde yo se, él la inventó, o por lo ménos perfeccionó. En su breve discurso de banquete, Hemingway rapidamente expone la meta y las consecuencias de ser escritor Writing, at its best, is a lonely life. Tengo un libro en el que lo entrevistan, y al preguntarle sobre el mito de que él, para concentrarse, afilaba 20 lápices antes de escribir repondió Ni siquiera creo tener 20 lápices. A Hemingway le sigue mi tan apreciado e inspirante Albert Camus. El premio lo gana en 1957, en mismo año en que se publica El exilio y el Reino (L'exil et le royaume) y un año después de la novela La Caída (La chute). Desde un punto de vista harto personal la obra de Camus me parece excelente; escrita con una manera livina pero no insignificante, con personajes fuertes que a primera vista pueden parecer simples, comúnes o vagos pero luego descubrimos que son encarnaciones de fuertes convicciones, ideas y pasiones, la obra de Camus que no te permite dejar de pensar. En 1962 gana John Steinbeck que en sus obras nos presenta el Estados Unidos de la época de la depresión; lo mejor de su obra se encuentra en el diálogo y en el relato, no el los puntos profundos y filosóficos. Se supone que Grapes of Wrath es una de la novelas mejor escritas de nuestro tiempo, yo disfruté más la corta y recta novela de Of Mice and Men. En su discurso continua la idea expuesta por Faulkner cuando ganó el premio: la grandeza del hombre, y declara Man himself has become our greatest hazard and our only hope. Algo que me parece que se encuentra en ciertas partes de su obra. De Steinbeck llegamos con otro ganador del mismo continente: Pablo Neruda, poeta chileno que ganó el premio en 1971. Creo que todos lo conocemos por sus poemas de amor, yo lo prefiero por sus ingeniosas Odas o los paisajes que me pinta de America, no lo disfruto tanto cuando entra en lo político, pero ese puede ser un error mío. Su Lectura y su discurso de banquete presentan de manera clara a un hombre y a una idea. En 1982 gana el tan conocido y querido Gabriel García Márquez. Sobre él ya escribí un post a principios de Marzo. Hace unos años encontré en el atico de mi abuelita un screenplay escrito por él sobre un secuestro durante la revolución Sandinista titulado ¡Viva Sandino! me parece que nunca se adaptó a la pantalla grande. Basado en una historia real, el libro esta editado en Nicaragua y contiene una foto de los secuestradores sandinistas. La lectura de premiación que da es una mirada hacía America Latina, el discurso de banquete un reflejo de su obra. En el año siguiente ganaría un autor cuya obra constantemente me acompaña; William Golding. Fue a una muy temprana edad (13, creo) que leí en inglés su libro The Lord of the Flies. Dentro de las páginas de ese texto encontré a jovenes de edades similares a la mía que se encuentran náufragos en una isla desierta y fueron esas paginas las que me causaron mi primeras dos (que yo recuerde) verdaderas experiencias literarias: cuando, emocionados y asustados, los jovenes matan a un compañero con lanzas improvisadas, confundiéndolo con una bestia y cuando, talvez con malas intenciones pero de manera inocente, dejan caer una piedra sobre la cabeza de Piggy y le abren el craneo, exponiendo su rosa cerebro. Impactado, releí ambos pasajes varias veces, asegurandome que lo que había leido sí había pasado, que no me había equivocado. Deinitivamente es una obra que catalizó mi adicción a la lectura. En 1990 gana el poeta mexicano Octavio Paz. Un hombre cuya obra cada vez me agrada más y más. En algún post de Marzo hablé sobre El Arco y la Lira y puse una entrevista que encontré por hay. La poesía de Paz muchas veces tiene un ciero ritmo que es algo violento, que revela un cierto espacio de nuestra conciencia que no entendemos por completo y muchas veces olvidamos. También recuerdo el largo poema Piedra de Sol, una extensa obra circular que termina donde comienza y abarca un un cielo creado por si mismo. Paz lo escribió mientras viviá en Paris y en algún texto menciona que al escribirlo sentía como si una voz se lo dictara. De todos las lecturas-Nobel que conozco la suya es la que tiene el principio que más me agrada Comienzo con una palabra que todos los hombres, desde que el hombre es hombre, han proferido: gracias. Unos años despues, en 1994, ganaría el japonés Kenzamburo Oe. hace unos días escribí un post sobre la única obra que he leído de él Memushiri kouchi. Su prosa es una real, dura, que nos presenta los sentimientos de una nación en su época de postguerra. En su discurso (dado, no se porqué, en íngles) habla sobre sus influencias literarias pero también sobre otra influencia igual de importante, su hijo discapacitado. Con uno de los discursos más personales, Oe es un escritor que vale conocer. En 1998 gana un autor con un estilo único y una vasta cantidad de grandes novelas. Yo tuve la oportunidad de atender a una conferencia de el portugés José Saramago en la UNAM; en ese entonces solo había leído su Ensayo sobre la Ceguera, libro que habla sobre una cegura metafórica o inexistente que cae sobre un país indefinido, pero me bastaba para saber que estaría en la presencia de un genio, fué una experiencia que nunca olvidaré. Indudablemente uno de los mejores novelistas vivo, Saramago es un autor que debemos leer por lo menos una vez. En el 2003 ganaría el sudafricano J.M. Coetzee. Su lectura es la que mejor conozco y la que más he leido. Es también la primera lectura que, aparte de venir el texto, viene una grabación. La prosa de Cotezee es engañosa porque es tranquila pero narra temas fuertes y harto humanos. Me parece que existe un constante juego (o baile) entre el tema y la prosa de este autor. Si solo van a leer una lectura del premio Nobel tengo que recomendarles esta como su elección. Los dos últimos autores en ganar este premio han sido el inglés y dramaturgo Harold Pinter y el novelista turco Orhan Pamuk. Ambas páginas de los escritores contienen varias fotos, videos y entrevistas, lo cual es bueno pero es una lástima que no se pueda decir lo mismo de todos. De Pinter he leido unas cuantas obras. Son fáciles de leer ya que los escenarios son muy simples y casi nunca cambian, la obra se basa en los completos y potentes personajes que Pinter crea. Tiene una obra titulada Sketches formada por varias pequeñas obras que no deben durar más de 15 minutos en escena, una de estas, titulada Disturbios en la Fábrica, es probablemente una de las cosas más chistosas que he leído. EL segundo post, por hay de febrero, trata sobre Orhan Pamuk, el novelista de Estambul, y no se más pueda agregar con respecto a su literaura ya que no he leido más obras por él. Solo quiero decir que fue gracias a la premiación del Nobel que conocí a este excelente autor. Me gustaría terminar diciendo que no creo que tener el Nobel es lo que distingue un gran autor de uno malo. La lista de escritores que merecían un reconocimiento de su obra es igual de (o más) larga que los que lo han ganado; Borges, Tolkien, Joyce, Woolf, Proust, Wells, Darío, Cortazar, etc. Los escritores no son caballos de carreras, no tienen porque ser premiados. El mérito del premio Nobel yace en que de cierta manera inmortaliza e internacionalisa la obra; que probablemente es la unica parte del escritor que merece ser recordada. No me cabe duda que el premio Nobel es uno de los mayores impulsores de la literatura en la actualidad.
Si encuentran algún error en los datos (no en la ortografía, eso me vale madres) haganmelo saber, tambien si quieren dar su opinión sobre algún Nobelista (¡juego de palabras!¡wow!) o profundisar sobre los mencionados, porfavor escribanla.
El video lo pongo para romper con la temática literaria. Aunque no les guste el fut denle plai ya que la canción esta muy buena.

5 comentarios:

seb dijo...

yo solo quiero presumir que me chute tu post completo y dudo que mucha gente vaya apoder decir lo mismo. Es sorprendente que haya sido tan largo y no haya sido para quejarse de algo jeje. Pero ya en serio esta gueno, es como una introduccion a la introduccion a la literatura,casi siento que ya ni tengo que leer a esos autores.

En cuanto al fut a mi me mata de aburrimiento,pero si tyodos los jugadores fueran tan habiles como los del video todo el tiempo,seria maravilloso

Manolo dijo...

gran post
hehe
también lo leí todo, y si, espero algún día poder leer aunque se una de cada uno, ya llevo algunos, pero me faltan...

y pus del fut.. tu turu turu, tu turu turu

Nigel with the brie dijo...

Chale Forrester, sabes un resto!!!

Andrés dijo...

Pues qué te puedo decir… jajaja mucho, de hecho he leido a pocos mas bien muy muy pocos de los anteriormente mensionados ganadores del premio del señor dinamita… pero puedo decir, y que me lo perdone el pueblo mexicano que a mi paz nomas no me gusta, su laberinto de la soledad yo creo que si hace falta estar muy solo y sin nada que hacerlo para leer, a mi no gustar ese libro, muy atinado el comentario del tal "seb" deberian jugar asi todo el tiempo.. no mejor dicho solo un poco más sobre todo aqui en México. sigue impactando al mundo con tus conocimientos universitarios y de ocioso

..::Hurt::.. dijo...

Híjole, no estoy seguro de Tolkien; yo siempre he tenido la duda sobre Celan, Joyce, Praz. . .

Quite inspiring post though; digan lo que digan, Paz aporta. Aquel poema que si mal no recuerdo es Blanco, encerrando estaciones, colores y ciclos es brutal. El Laberinto si bien es algo que apantalla a la primera y en las relecturas se cae a veces (sobre todo si uno vive en México y conoce los productos culturales de que se hablan)sí tiene sus destellos de iluminadora universalidad sobre la identidad tan sobada del mexicano. Esa filosofía de búsqueda queda resumida (hasta cierto punto) en los convencionalismos del pachuco, por poner un ejemplo. Aunque cuando leí El Rey Criollo de Parménides Garcia Saldaña me sentí tan emocionado que el Laberinto se me hizo desabrido. Es como leer a Rulfo y luego a García Márquez. . .

Y a 'andres': si no venimos a apantallar. . a que chingados? ? ?

Un abrazo Miles

 
Creative Commons License
No uso acentos por flojo blog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 México License.