martes, 25 de marzo de 2008

Recuerdo esa vez

que estábamos vestidos de mujeres, faldas cortas y piernas peludas, parados en la calle, a lado de una ventana. Diego quería asustar a un eskato golpeando el vidrio sobre el cual estaba recargada la silueta. Pero resultó ser una niña llamada Violeta (que, como nosotros, usaba falda) y también resultó que Diego no sabía controlar controlar su fuerza y (tal vez era de mala calidad) rompió el vidrio. El resultado fue un cuarto (en ese entonces lo llamábamos 'common room') lleno con niñas asustadas y gritando. Con eso estaría satisfecho,pero me gustó aún más el segundo resultado: Diego, sangrando de la mano, corriendo hasta la esquina de la cuadra, con falda y senos de unicel.

Como diría George Lopez: you 'member, 'member?


(Aquí estoy cuando me pongo a recordar, lo cuál es caminar hacia la ciudad de Dios)

6 comentarios:

the lines on my face dijo...

jajajaja me imaginé la escena, muy bueno, jajaja you 'member 'member, muy bueno también.... saludos ;)

Andrés dijo...

ttsss ese diego con unicel acomodado. ese george lopez que sabia que pasaria, y tu que viajaste al futuro para recordar el pasado.

5inister dijo...

A veces es necesario romper un vidrio para que el mundo cambie. A veces es necesario vestirse de niña para que 'member funcione

Manolo dijo...

recuerdo esas veces que me han contado esa historia
recuerdo esas veces que río y río como si fuera la primera vez, seguramente hubiera muerto de la risa de haberlo visto en vivo

stevie dijo...

y las niñas gritando "secuestro! secuestro!" jajajaja. inolvidable.

dead blossoming cat dijo...

Recuerdo haber escuchado esa historia. No estaba presente, pero la senti mia. Supongo que todos hemos estado en ese tipo de situaciones del colegio que siempre nos hacen sonreir en la calle...si, es ir a la ciudad de Dios, si es que ese tipo tiene una.

 
Creative Commons License
No uso acentos por flojo blog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 México License.