domingo, 31 de agosto de 2008

Vaya si es Domingo. Hace unos años los domingos siempre venían acompañados de un periodo de desasosiego y no podía hacer otra cosa más que aguantarlo y esperar que pase. Hoy me despierto de forma similar, casi desorientado, casi perdido. Tal vez no dormí bien o tengo que desayunar, mas todo me pesa. Lo curioso es que acuda a mi blog para comenzar el día, publicar sobre esto que (espero) cuando se me pase podré verlo con algo de distancia. Similar a un diario, aunque es clara la diferencia entre un blog y un diario. La necesidad de compartir, de estar en contacto con otras personas, otras voces. Curioso. Pero, bueno, voy a tratar de comenzar el día. Abrazo.

3 comentarios:

the lines on my face dijo...

chale, yo también tengo un serio problema con los domingos y hay varios posts en mis blogs sobre lo mismo... pero bueno, ánimo, se acaban, y hay varios días antes de regresar a otro domingo... hay que inventar algo para los domingos... saludines ;)

5inister dijo...

Para mí los domingos siempre han tenido un color sepia, un aburrimiento infinito y un sentimiento de desesperación de no poder terminar todo lo que es para mañana.

Nigel with a thought dijo...

Hace mil años habia un programa en la tele que pasaba los domingos por la tarde; cuando uno escuchaba su musiquita el cerebro te traicionaba recordandote todos los detalles de tu tarea que te habia escobdido desde el viernes y tenias que recortar las enciclopedias para sustituir las monografias y, por supuesto, usar pasta de dientes en vez de pegamento porque no estabas preparado.

 
Creative Commons License
No uso acentos por flojo blog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 México License.